Perfil

Fecha de registro: 11 jul 2022

Sobre...

La pintura al óleo es una buena opción para pintar la piel en los retratos, sobre todo la piel blanca. Un truco utilizado por los pintores es, aunque no hay dos personas con el mismo color de piel, utilizar una base en tonos anaranjados y blanco. Y para las zonas de la piel con menos incisión de la luz puedes aportar colores fríos como azul o violáceo.


Este truco también se puede utilizar para las sombras. Te puedes apoyar en las gamas de colores fríos como azules, violetas, morados o grises para representar alguna sombra en lugar de utilizar el color negro y quemar demasiado el retrato. Puede resultar muy práctico para las reproducciones de cuadros, para más información haz click aquí para acceder .


El óleo es también una buena opción para crear fondos rápidos. El retratista puede aplicar unas pequeñas pinceladas de pintura diluida en espacios separados. Después con unos brochazos se puede extender y crear un fondo uniforme y rápido.